Aunque Khloé Kardashian ha vivido un mes muy complicado tras descubrirse que el padre de su hija, Tristan Thompson, le había sido infiel con la ex mejor amiga de Kylie Jenner, Jordyn Woods; y más después de haberse rumoreado que todo esto podría tratarse de un montaje organizado por su madre Kris Jenner, Khloé ha decidido dejar a un lado los problemas y disfrutar de la vida junto a su familia y amigos.

Recientemente la menor de las hermanas Kardashian se disfrazaba para acudir a la fiesta por el 75º cumpleaños de Diana Ross. Un disfraz inspirado en Studio 54 con el que Khloé lucía un espectacular escote.

En un vídeo publicado a través de su Instagram Stories Khloé reconoce cómo ha logrado lucir un escote así: gracias a un mágico sujetador push up.

Un sujetador que realzaba tanto el pecho de Khloé que ha hecho incluso que se llegue a plantear pasar por quirófano para operárselo. Y es que como ella misma confiesa, su pecho no es el mismo desde que fue madre.