Hace tan solo un mes que Khloé Kardashian dio a luz a su hija True y la celebrity ya está pensando en recuperar su figura. Para la celebrity este mes ha estado lleno de idas y venidas emocionales, al momento dulce de tener a su hija en brazos se le ha sumado la infidelidad de Tristan Thompson y ahora su preocupación por volver a tener el cuerpo que tenía antes del embarazo.

Una preocupación que se ha acentuado después de ver las fotografías en la que parece dando un paseo a su hija True: "Cuando me vi en las fotos de los paparazzi, ¡no podía creer lo grande que se veía mi culo!".

La celebrity quiere lucir lo mejor que pueda este verano y por eso, pese a no haber pasado la cuarentena, su médico ya le ha dado permiso para empezar a hacer ejercicio: "No puedo esperar ya más para tonificar y volver a poner mi cuerpo donde estaba antes del embarazo. Llega el verano y hay que trabajar duro".