Khloé Kardashian se ha convertido en una aficionada reconocida a los ejercicios que le propone su entrenador personal Don, quien desde hace tiempo la mantiene ocupada mejorando su espectacular figura. Sin embargo, parece que éste se ha ido de gira con Kanye West, a quien Khloé echa las culpas de estar "más gorda".

"Don está de gira con Kanye, así que ahora estoy gorda. Todo por culpa de ellos", decía la Kardashian en su perfil de Snapchat. Sin embargo, después de su regreso a Miami, Khloé pudo volver a ponerse en forma con su tan aclamado entrenador.

"¿Adivinen qué? Recuperaremos lo perdido en un solo maldito día", decía la hermana de Kim Kardashian en las redes sociales. En esa misma publicación también intervenía Don, quien dijo: "Cuando estén en Miami, brillen como el sol". Parece que ambos disfrutaron de su reencuentro y estuvieron entretenidos haciendo mucho ejercicio.

No obstante, durante los días que estuvieron separados, la empresaria, presentadora y modelo estadounidense, pasó su tiempo libre junto a Tristan Thompson, un jugador de la NBA que parece estar robándole el corazón.

"Khloé no se había divertido tanto desde que estaba con James Harden. Cada vez se van acercando un poco más", reveló una fuente al portal de noticias E! News.