Celebrities » Hollywood

NIEGA SU SUPUESTA RELACIÓN

Kate del Castillo habla pasionalmente de su encuentro con El Chapo

Kate del Castillo ha sido la protagonista de este fin de semana en México, pues la revista Proceso ha publicado un relato de lo más pasional en el que la actriz relata su encuentro con El Chapo Guzmán. Como si de una novela romántica se tratara, Kate explica lo que sintió en cada momento y niega que hayan mantenido ninguna relación ilícita.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

La revista mexicana Proceso ha publicado este fin de semana un relato contado por Kate del Castillo en el que narra de una forma muy pasional cómo fue su encuentro y su relación con El Chapo Guzmán, líder de la organización internacional de la droga, con quien asegura que no mantuvo ninguna historia ilícita.

"Mi corazón se paró por unos segundos antes de empezar a batir a una velocidad increíble. Empecé a sudar, palidecí, mis manos temblaban...", cuenta Kate sobre esta historia, que se remonta al año 2012, cuando publicó una serie de tuits: "Señor Chapo, ¿no estaría padre que empezara a traficar con el bien? Anímese, sería usted el héroe de héroes, trafiquemos con amor, usted sabe cómo", escribió ganándose una gran polémica.

"¿Por qué disculparme? ¿Qué pasa con la libertad de expresión? Sería autocensurarme. Algo me decía que me tenía que mantener fuerte y leal a mi pensar", se defendió después de que le acusaran de apoyo criminal. Tres años después, los abogados de El Chapo contactaron con ella porque este quería conocerla debido a lo mucho que le gustaba su trabajo y su forma de ser: "Tuve un mini-infarto", dice.

En cuanto a la noche en la que el narco fue detenido, la 'Reina del Sur' solo comenta que "no pude quitar mi mirada del hombre que se había escapado por segunda vez de un penal de máxima seguridad". "Él me tomó del brazo. El corazón me latía a una velocidad que no sabía que era posible. Él me veía con esa mirada penetrante que me atravesaba el cráneo. Tal vez mi voz estaba firme, pero todo dentro de mí temblaba, me sentía una nada. Su mirada, que no me había quitado de encima, se clavó aún más en la mía", cuenta fervientemente para terminar explicando que se dieron un abrazo.

Publicidad