Ocho meses después de que Kaley Cuoco solicitase la disolución del matrimonio con el tenista Ryan Sweeting, con quien se casó en 2013, la actriz por fin puede decir que es oficialmente una mujer divorciada.

Gracias al acuerdo prenupcial que firmó la actriz y su ya exmarido antes de pisar el altar, Kaley conservará todo su patrimonio: su fortuna personal, su casa de la playa de Santa Bárbara (California) e incluso la mansión que compartía con el tenista en Tarzana. Por su parte, Sweeting ha obtenido una compensación de 165.000 dólares en concepto de manutención.

Y no solo eso sino que según revelan varios documentos a los que ha tenido acceso el portal TMZ, la actriz de 'The Big Bang Theory' ha accedido a correr con los gastos legales del divorcio (de ambas partes), que ascenderían a un total de 55.000 dólares, además de pagar 9.387 dólares por las negociaciones de su acuerdo prenupcial.

Ahora la actriz ha encontrado de nuevo el amor y ha rehecho su vida junto al millonario Karl Cook con el que presume de pasión a través de las redes sociales.