JWoww hace unos días protagonizaba una pelea en su casa con su marido, Roger Mathews, que le llevaba a llamar a la policía y pedir una orden de alejamiento. Al parecer, según informa TMZ, todo sucedió porque JWoww acusó a su esposo de grabarla sin su consentimiento.

La televisiva esperó a que él se durmiera para llamar a la policía, y consiguió una orden por tres años después de una brutal pelea en la que Mathews también llamó a la policía antes que ella, para adelantarse a lo que JWoww les iba a contar y advertirles de que todo era falso. Y es que según él la grababa porque su abogado se lo recomendó.

Snooki se encargó de sacar a la luz lo sucedido a través de su Instagram, donde publicó un vídeo del interior de la casa de Roger en el que se ve como JWoww le dice tranquilamente a la policía que no quería que su ex fuera también alejado de los niños puesto que es un buen padre.

Roger pasó el fin de semana con el pequeño Greyson de dos años, ya que publicó una foto junto al pequeño bajo el título: “Corazón medio lleno”. Pero Melanie, de cuatro años, tuvo que quedarse en casa con mamá ya que tenía una fuerte gripe.