Seguramente Justin Timberlake no sabía que un simple selfie le iba a dar tantos quebraderos de cabeza. El cantante violó la ley de Tennessee que prohíbe tomarse fotos o grabarse en la cabina mientras realizas tu voto.

Parece que lo único que quería Justin era instar a sus 37,2 millones de followers a que ejerciesen su derecho a voto.

"Acabo de llegar de Los Ángeles a Memphis para votar. ¡No hay excusas, mi gente! Podría haber votación temprana en su ciudad también. Si no es así, ¡el 8 de noviembre! ¡Opta por tener una voz! Si no lo haces, ¡entonces no podemos oírte! ¡Salir a votar!", escribía el cantante junto a la imagen de la discordia que ya ha sido eliminada de sus redes.

Los infractores de este delito pueden llegar a ser sancionados con una pena de cárcel de 30 días y una multa de 50 dólares.