Después de que se descubriese la semana pasada que Tristan Thompson le había sido infiel de nuevo a Khloé Kardashian con la mejor amiga de Kylie Jenner, Jordyn Woods, ahora las Kardashian le han declarado la guerra a la ex amiga de su hermana.

Aunque tras lo sucedido, Jordyn ha intentado ponerse en contacto en varias ocasiones con las Kardashian, concretamente con Khloé, no ha obtenido ningún tipo de respuesta.

Y ahora, en una búsqueda desesperada del perdón de las famosas hermanas, Jordyn ha confesado que la noche en la que ocurrió todo estaba demasiado borracha y que ni siquiera recordaba haber llegado a la fiesta de Tristan ni haber besado al novio de Khloé hasta la mañana siguiente cuando le contaron todo lo que había ocurrido y se quedó completamente devastada.