Jonathan Rhys Meyers ha pedido perdón a todos sus fans por las fotografías que la prensa inglesa ha publicado en las últimas semanas. En ellas se podía ver al protagonista de ‘Los Tudor’ muy desaliñado y con aparentes síntomas de embriaguez al tiempo que bebía vodka por las  calles de Londres. Para sus disculpas Rhys Meyers ha utilizado el Instagram de la actriz y productora Mara Lane, con la que mantiene una relación.

A través de esta red social el intérprete publicaba una fotografía bajo la que escribía “Creo que he cometido un error y me siento bastante avergonzado, pero esto ha sido solo un pequeño bache en mi recuperación. Aparte de esto, llevo un estilo de vida saludable”, declaraciones ante las que ha recibido el cariño y apoyo de sus fans.

No es la primera vez que el actor irlandés protagoniza un escándalo relacionado con el alcohol, al que ha reconocido ser adicto en varias ocasiones. En 2007 fue detenido en el aeropuerto de Dublín por embriaguez y en 2011 ingresado de urgencia en un hospital tras un intento de suicidio. Además, se ha sometido en varias ocasiones a tratamientos de desintoxicación con los que aseguraba haber vuelto al “buen camino”.