Johnny Depp y Amber Heard han puesto punto y final a su guerra por su polémico divorcio. Después de tres duros meses donde la actriz acusó a Depp de violencia doméstica e incluso pidió una orden de alejamiento parece que la expareja ha llegado a un acuerdo y han emitido un comunicado a través de la revista People. En el texto explican:

"Nuestra relación siempre fue pasional, por momentos volátil, pero siempre hubo amor. Ninguna de las dos partes ha hecho acusaciones falsas con ánimo de lucro. Como tampoco nunca hubo un intento por causar daño físico y emocional", explican en el texto. Aunque Heard intentó demostrar sus acusaciones con todo tipo de pruebas como conversaciones de whatsapp con el representante del actor pidiéndole perdón por la agresiva actitud de Depp, un vídeo donde vemos al intérprete en evidente estado de embriaguez insultando a su entonces mujer e imágenes con moratones en la cara, la actriz ha preferido retirar la orden de alejamiento e incluso le ha deseado lo mejor al actor de cara al futuro.

La actriz donará a distintas causas benéficas lo obtenido por el divorcio, que según avanza TMZ serían siete millones de dólares, para acallar a las especulaciones que apuntaban su interés económico con todo lo sucedido. Además de este dato, ni Depp ni Heard han querido explicar los detalles del acuerdo que han llegado.