El fugaz matrimonio entre Alba Carrillo y Feliciano López tiene al mundo celebrity revolucionado, aunque no han sido los únicos que decidieron darse el 'sí, quiero' sin tenerlo del todo claro. Sin ir más lejos, Johnny Depp y Amber Heard también acaban de terminar un matrimonio de 15 meses que no ha acabado nada, pero que nada bien.

Lisa Marie Presley y Nicolas Cage se casaron precipitadamente y de la misma forma llegó su separación cuatro meses más tarde. Por su parte, Kim Kardashian duró 72 días casada con el jugador de la NBA Kris Humphries después de organizar un bodorrio que costó diez millones de dólares.

Las Vegas acogió el enlace entre Dennis Rodman y Carmen Elektra y el deportista quiso separarse de ella a los seis días, aunque finalmente se divorciaron a los seis meses. Y la reina de los matrimonios express es Drew Barrymore, que se ha casado tres veces y ninguna ha durado más de un año: el récord lo tiene su matrimonio con Jeremy Thomas, que acabó a los 39 días de pasar por el altar.

Otros que han mareado mucho la perdiz han sido Kid Rock y Pamela Anderson, cuya relación con altibajos acabó en boda por todo lo alto y en ruptura tres meses después. Cuatro meses duró el matrimonio entre Bradley Cooper y Jennifer Esposito y tres el de Nicky Hilton y Todd Meister oficiado en Las Vegas. Por su lado, Charlie Sheen tardó cinco meses en pedirle el divorcio a la que supuestamente era la mujer de su vida, Donna Peele. ¡Mamma mía!