La vida de Jim Walker ha dado un giro inesperado: ha pasado de ser uno de los presentadores de noticias más populares en Estados Unidos a ser uno de los actores porno gay más aclamados por el público. Trabajó en cadenas como FOX o CBS, sin embargo, el público dejó de quererle y tuvo que retirarse.

En su trayectoria como periodista, Jim consiguió el respeto de sus compañeros y dos nominaciones al Emmy. Sin embargo, tras el fallecimiento de su novio, su vida personal empezó a derrumbarse, igual que el ámbito profesional. Sin embargo, decidió empezar una nueva vida como escort de lujo.

Justo en ese momento decidió operarse del culo (se puso prótesis, las cuales fueron pagadas por uno de sus clientes) y un año y medio después se ha coronado como uno de los 'pornstars' más solicitados. Ahora Walker es conocido como "Dallas Steele", quien ha protagonizado seis de las películas porno más vistas en el 2016, entre ellas 'Blue Collar Balls', por la que fue nominado a un premio Cybersocket.

También ha recibido la nominación a nueve Grabby Awards, el equivalente a los Oscars del porno homosexual. Ahora ha vuelto a encontrar el amor al lado de otro hombre, el cual asegura: "No es celoso. Generalmente, cuando voy a rodar una nueva escena él me escribe '¡que tengas buen sexo!'. Somos muy abiertos en ese aspecto", afirmó a Pink News.