Jessica Simpson no podría haber elegido un título mejor para su memoria, 'Libro abierto'. Un libro autobiográfico donde la cantante revela, por primera vez, los graves abusos sexuales que sufrió de niña por parte de una amiga de la familia, lo que la llevó, años más tarde, a tener problemas de adicción al alcohol y a las píldoras, y así lo ha revelado en exclusiva para la revista People.

Para ayudar a sobrellevar el trauma que le causaron los abusos cuando tan solo tenía seis años, Jessica intentó acabar con su vida en numerosas ocasiones: "Me estaba matando con toda la bebida y las pastillas. Necesitaba parar".

Una vez preparada para hacer frente a la situación y revelarlo al mundo, Simpson comenzó a participar en distintas sesiones de terapia. Y sin duda, contó con el apoyo total de su familia y amigos: "Cuando finalmente dije que necesitaba ayuda, fue como si fuera una niña otra vez, todos estuvieron dispuestos a ayudarme y apoyarme. Nadie se podía creer por todo lo que había pasado. Fue difícil decirlo en voz alta. Nunca se supera algo así".

Seguro que te interesa...

El impactante cambio físico de Jessica Simpson tras perder 45 kilos