Celebrities » Hollywood

EN UNA ENTREVISTA A OPRAH WINFREY

Jeremy Miller, de 'Los problemas crecen', confiesa: "Empecé a beber a los 4 años"

Muchos recordaremos al actor Jeremy Miller en el papel del pequeño Ben Seaver de la popular serie de los 80 'Los problemas crecen'. Ahora, el intérprete de 39 años ha confesado en una reveladora entrevista a Oprah Winfrey sus problemas con el alcohol desde que era muy pequeño: "Empecé a beber a los 4 años", ha dicho.

Jeremy Miller, de Los problemas Crecen

Agencias Jeremy Miller, de Los problemas Crecen

Publicidad

Los problemas Crecen

La vida de los famosos es en muchas ocasiones mucho más complicada de lo que pensamos. Así, algunos de ellos viven tormentosas vidas fuera de los focos de las cámaras. Este es el caso de actor Jeremy Miller, mundialmente conocido por interpretar al hijo pequeño de la serie de los años 80 'Los problemas crecen'.

Y es que el título de la ficción que protagonizaba bien podría reflejar su vida personal. Ahora, 24 años después del final de la serie el actor ha concedido una entrevista a Oprah Winfrey donde revela los problemas que ha sufrido con el alcohol desde que era solo un niño de cuatro años.

"Comencé a beber a los cuatro años", confiesa Miller. "Mis abuelos solían hacer fiestas en casa y yo corría después de que estas terminaran para acabar con todas las cervezas que quedaban abiertas y a medio terminar".

Tras estas palabras aclaró a la presentadora que empezó a ser alcohólico probablemente con 12 años: "Me emborraché por primera vez a esa edad. Quizá fue ahí cuando comencé a ser alcohólico", continua diciendo.

En la actualidad está luchando por terminar de combatir esta enfermedad aunque asegura que es algo que le ha constado mucho: "Siempre he notado que había algo en mi que me hacía beber. No sé si es algo genético, mental o como quieras llamarlo, pero nunca encontraba el botón de apagar en mi adicción".

Jeremy también quiso dar a conocer el suceso más traumático por él que ha pasado a lo largo de esta enfermedad: "Entendí que había tocado fondo cuando me desperté en mi habitación con el cuarto totalmente a oscuras, sin saber qué había hecho ni donde estaba, con mi novia sentada en un extremo de la cama y molesta, una vez más, conmigo", cuenta. "No sabía ni qué decirle. Si me hubiera contado que había matado a cuatro personas por la noche y que las tenía en el coche, no hubiera podido negarlo. No recordaba nada de lo que había hecho".

Las duras palabras del actor continúan hasta decir: "A veces pienso que menos mal que en aquella época no tenía una pistola en mi poder; no sé qué habría pasado entonces", concluye.

Publicidad