Lo mejor de la gala de los premios Oscar 2015, aparte de los cientos de modelitos que han lucido nuestras celebrities, han sido las anécdotas que se han vivido sobre la alfombra roja así que durante la gala.

Una de las más comentadas ha sido el tropiezo de Jennifer Lopez cuando iba camino del escenario para presentar el Oscar a ‘Mejor Vestuario’. Su glamuroso diseño de Elie Saab le dificultaba el poder andar, por lo que, sin más remedio, ha tropezado.

Por suerte, la cantante iba del brazo de guapísimo Chris Pine que, muy atento a su acompañante, ha logrado solventar el momento tan rápido que casi ha pasado desapercibido.

Desde luego, Chris le ha ahorrado a JLo un momento de lo más bochornoso…