Este pasado fin de semana fue un fin de semana de importantes enlaces, y es que mientras Rafa Nadal se casaba en Mallorca, Jennifer Lawrence se daba el 'sí, quiero' con el famoso galerista de arte de Nueva York, Cooke Maroney.

Jennifer Lawrence y Cooke Maroney consolidan su relación | Gtres

Una boda que los novios han querido celebrar con sus invitados en Rhode Island en la más estricta intimidad.

Pero según van pasando los días, vamos conociendo más detalles de este enlace.

Y es que ahora se ha conocido la increíble historia que se esconde tras el vestido de novia que escogió la actriz para este gran día.

Según recoge en su porta Page Six, el vestido de Dior de Jennifer Lawrence viajó desde París con un gran equipo de personas de la firma y estuvo en una habitación de invitados que se alquiló exclusivamente para el vestido de la novia. "El equipo de diseñadores de Dior voló a Rhode Island el día antes y el traje tuvo una habitación de invitados propia para mantenerlo seguro en el histórico Hotel Viking, donde pasó la noche", cuenta una fuente cercana al citado medio. Incluso a través de las redes sociales ha circulado cómo llegó el vestido de novia de la actriz a la habitación. Una habitación que cuesta más de 400 euros por noche. ¿Dormiría alguien con él o simplemente se alquiló la habitación para el vestido? ¡Cómo nos sorprenden estas celebrities!

 

Seguro que te interesa...

El espectacular vestido que Jennifer Lawrence ha llevado en su fiesta de compromiso