Este pasado fin de semana Jennifer Aniston se ha convertido en la protagonista del Festival de Giffoni que se ha celebrado en Italia.

La intérprete se encontraba concediendo una rueda de prensa cuando una pregunta de una joven hizo que Jenn rompiese a llorar. La pregunta en cuestión fue si alguna vez en su vida había tenido algún tipo de crisis de identidad, y la actriz contestó entre lágrimas como ha publicado Cuore.

"No hay suficientes dedos en las manos ni en los pies para contar las veces que me ha sucedido. Al final todos somos humanos, ya seamos camareras, panaderas, estudiantes o lo que sea, todos nos hemos encontrado con un muro que creíamos no poder atravesar", revelaba Aniston ante todos.

Además la intérprete añadió: "Pensé muchas veces 'Esto es demasiado. Mi corazón no puede aguantar tanto, la pena es demasiado grande o, ¿soy lo suficientemente buena? ¿Voy a sobrevivir'. Pero después, de forma casi milagrosa te repones".

Unas declaraciones que dejaron a todos los presentes sin habla, y es que como reveló recientemente está sometida a mucha presión y está "harta" de todos los rumores que surgen en torno a su persona.