Jennifer Aniston y Justin Theroux anunciaron hace tan sólo unos días su separación a través de un comunicado oficial, intentando con ello evitar todo tipo de especulaciones al respecto.

Pero estas no tardaron en llegar, ya que los seguidores de la actriz enseguida vieron con quién podría emparejarse de nuevo: su primer exmarido, Brad Pitt, quien también se separó de Angelina Jolie.

Pero Jen ha querido parar todas estas habladurías a través de su representante, quien en su nombre ha declarado: "Las historias que se cuentan sobre nosotros, y no parten de nosotros, son ficticias", además de incidir en que todas las informaciones que se publican sobre ellos son una “completa invención”. Además, recalca a sus fans no se crean ninguna historia al no ser que ellos mismos sean quiénes la difundan.

Sea como sea, lo cierto es que el fin del segundo matrimonio de Jen es todo un hecho, ya que ha puesto a la venta su mansión de Bel Air, que hace tan sólo unos días mostraba en la revista ‘Architectural Digest’, y que fue en la que contrajo matrimonio con Justin en 2015 en un enlace que supuso una auténtica sorpresa para los invitados, que pensaban que asistían al cumpleaños del actor.