El pasado de James Franco le preocupa. El actor está superando su adicción a las drogas y confiesa estar completamente limpio. Ha sido en una entrevista donde el actor se ha podido sincerar.

"Tengo una personalidad adictiva", asegura James. El actor confiesa que ha abandonado sus malos hábitos y que ahora se encuentra en una lucha por superar las secuelas que las drogas le han dejado.

Por suerte, el actor ha cambiado su adicción a las drogas por el deporte. El surf ha sido la mejor terapia para él. "Comencé un nuevo capítulo de mi vida. Era un verdadero adicto al trabajo y adicto a otras cosas –no sustancias, esas ya hace dos años que las superé-, así que encontré algo que me cambió por completo la vida y surfear es parte de esa terapia", decía el actor.

Ha sido cogiendo olas donde James ha podido recuperar esa estabilidad y las fuerzas que le faltaban para superar sus adicciones. Por desgracia, la depresión también llegó a la vida del actor pero poco a poco ha podido sobrellevarlo de la mejor manera posible.