Aunque en un primer momento se pensó que Irina Shayk y Bradley Cooper estaban teniendo una separación amistosa, las cosas entre ellos se complicaron cuando hablaron de los términos de la custodia de su hija Lea.

Y es que mientras la modelo quería continuar residiendo en Nueva York junto a la pequeña, el actor tenía pensado mudarse a vivir a Los Ángeles con su hija para centrarse en su carrera como actor y director de cine.

Pero parece que tras muchas conversaciones, la modelo rusa y Bradley llegaron a un acuerdo y decidieron vivir los dos en Nueva York por el bien de su pequeña.

Esta semana la modelo era fotografiada por los paparazzis con su hija por las calles de Nueva York, ¡unas imágenes que te mostramos en el vídeo y que demuestran que la pequeña ha heredado el estilazo de su madre!

Seguro que te interesa...

El look de Irina Shayk con el que casi se le ve todo