Aunque Lady Gaga y Bradley Cooper han protagonizado uno de los momentazos de la noche cuando se han subido al escenario para interpretar juntos 'Shallow', el tema principal de su película 'Ha nacido una estrella', la cantante también ha protagonizado otro momento de esos que quedan para el recuerdo con Irina Shayk.

Y es que aunque muchos creen que la modelo está celosa por la extraordinaria química que existen entre ellos, parece que la modelo no tiene celos ninguno.

Además de haber sido captada aplaudiendo entusiasmada tras la actuación de Bradley y Gaga, la modelo y la cantante ha protagonizado un sincero abrazo durante la gala. Un abrazo con el que demuestran que ambas mantienen muy buena relación a pesar de los rumores.