Como suele ser habitual todos los años en el Festival de Cannes, Roberto Cavalli ha vuelto a ser uno de los grandes protagonistas de las noches del festival. Y es que el diseñador ha organizado una fiesta en su yate privado.

Hasta allí se acercaron numerosos famosos del panorama internacional como la mismísima Kylie Minogue que posó muy sexy a su llegada, una espectacular Irina Shayk con un vestido negro de brillantes y transparencias y Heidi Klum que acudió acompañada de su novio.

A bordo del lujoso yate también hemos sido testigos de cómo la modelo Alessandra Ambrossio lució un vestido del diseñador en tono naranja coral con escote en pico, Sharon Stone deslumbró con un look negro con lentejuelas y, por su parte, Coco Rocha prefirió un traje de americana y pantalón ‘total white’.

Hasta allí se acercaron también el cantante Justin Bieber, John Travolta y su mujer, Dita Von Tesse y el guapérrimo Kellan Lutz entre otros.