El romance de Bradley Cooper y Lady Gaga es de película, y nunca mejor dicho. La química entre ellos era evidente desde que medio mundo los vio en 'Ha nacido una estrella' y los rumores se intensificaron aún más tras la ruptura de Bradley con la que era su mujer y madre de su hija, Irina Shayk.

Poco después salió a la luz el posible embarazo de la cantante, que dejó a todos emocionados y expectantes. Y recientemente, la revista británica InTouch, confirmó que Lady Gaga se había mudado al piso de Bradley en Nueva York.

Unos momentos de lo más difíciles para todos que, además, han afectado también a la madre de Bradley, ya que quiso plantarle cara a su ex nuera. Ninguno de ellos se ha pronunciado ante las últimas noticias, pero una imagen vale más que mil palabras y los fotógrafos han captado a Irina paseando con su hija por Nueva York y su cara... lo dice todo.

En las fotos vemos a la modelo con una sudadera multicolor, unos vaqueros cortos y unas botas paseando a su pequeña por un parque. Lo que más llama la atención es que lleva unas gafas de sol que le ocultan los ojos pero nos dejan ver su entristecido rostro. ¡En el vídeo de arriba encontrarás las imágenes!

...

Seguro que te interesa...

Las primeras palabras de Irina Shayk tras su ruptura con Bradley Cooper