Irina Shayk y Bradley Cooper han roto definitivamente. Ha sido una fuente cercana a la revista People la que lo ha confirmado. Tras cuatro años de relación y una hija en común, la pareja ha puesto punto y final a su relación.

Y, como era de esperar, el nombre de Lady Gaga ha vuelto a salir a relucir, ya que fue a raíz de la cómplice actuación de la cantante y el actor en los Oscar cuando cobraron fuerza los rumores sobre que entre ellos habría algo más que una simple relación de amistad y compañerismo, tras haber rodado juntos ?Ha nacido una estrella?.

Sea como sea, lo cierto es que los rumores de crisis de Irina y Bradley han ido creciendo a lo largo de los últimos meses. Tal y como señalaba una persona cercana al portal Page Six: ?Por su hija, lo siguen intentando?, pero añadía: ?Las cosas no están bien. Ninguno de los dos es feliz. La relación pende de un hilo?. Y es que su relación al parecer les estaba haciendo muy infelices, es más, un testigo que vio a la pareja cenando en un restaurante aseguró: ?Apenas se hablaron?.

Por el momento, la modelo seguirá viviendo en la casa del actor en Los Ángeles junto a su hija. Ahora todo el mundo espera ansioso comprobar si en verdad entre Lady Gaga y Bradley hay algo más. De hecho la artista hablaba por primera vez hace unos días de la ruptura con su prometido, momento que coincidió con los rumores de una inminente ruptura de Bradley e Irina.