Celebrities » Hollywood

PESE A LAS INFORMACIONES QUE HABLABAN DE UNA MALA RELACIÓN DE LA MODELO CON SU SUEGRA

Irina Shayk y Bradley Cooper pasan de los rumores de ruptura mientras pasean su amor por las calles de Manhattan

A pesar de que puede parecer la novia perfecta, Irina Shayk no lleva muy bien esto de ser nuera y es algo que le está trayendo muchos problemas: los recientes y ya desmentidos rumores de ruptura entre la modelo y Bradley Cooper fueron construídos en base a la mala relación que supuestamente tenía la modelo tenía con la madre del actor. Asimismo, su ruptura con Cristiano Ronaldo también fue incentivada por la "frialdad y desconfianza" que sentía la madre del futbolista hacia ella. ¡Las mamis son sagradas!

Irina Shayk y Bradely Cooper

Gtres Irina Shayk y Bradely Cooper

Publicidad

La guapísima Irina Shayk ha tenido la suerte de salir con hombretones de la talla de Cristiano Ronaldo o Bradley Cooper, quienes, como no es de extrañar, quedaron embelesados con sus encantos a la primera de cambio. Sin embargo, la belleza no lo es todo para las madres de sus parejas, pues parece ser que la modelo no se ha llegado a llevar del todo bien con ninguna de ellas.

Sin ir más lejos, recientemente han surgido rumores (ya desmentidos) de ruptura entre la rusa y Bradley Cooper, una separación que se justificaba, entre otras cosas, por la mala relación y los constantes roces de Irina con Gloria Cooper, la madre del intérprete de 'Sin límites'. "Irina tiene una excelente relación con su suegra", ha comentado una fuente cercana tras las últimas especulaciones. Al igual que Cooper, quien debe de estar muy unido a su madre.

Pero la posible mala relación de Irina con su actual suegra no es un caso aislado, y si no que se lo digan a Cristiano Ronaldo. Hace aproximadamente un año salían a la luz los primeros rumores de ruptura entre el delantero del Real Madrid y Shayk, que es muy probable que también se produjese incentivada por la "frialdad y desconfianza" que sentía María Dolores dos Santos Aveiro, la madre de Cristiano, hacia la top.

Publicidad