El fin de la relación de Irina Shayk y Bradley Cooper es ya un hecho, y poco a poco, ambos van acostumbrándose a su nueva vida de padres solteros. La modelo ha demostrado estar enfocada en su trabajo, donde ha presumido de cuerpazo durante uno de los últimos shooting que ha protagonizado, y también en su hija de tres años, Lea de Seine, fruto de su relación con el actor.

Madre e hija han sido vistas paseando por las calles de Nueva York de lo más conjuntadas, un gesto de lo más tierno por parte de la modelo. Ambas lucían vestidos con estampados muy parecidos de la firma Burberry, y pasaron todo el tiempo jugando en un parque infantil, donde la pequeña se divirtió de lo lindo.

Irina Shayk, junto a su hija Lea | Gtres

Por su parte, Bradley se dejó ver caminando solo de camino al apartamento de su ex, donde se dirigió para hacerle una visita a su hija, y tras la cual salió de lo más sonriente.

Bradley Cooper | Gtres