Aunque Khloé Kardashian ya se encontraba en la recta final del embarazo, descubrir las infidelidades del padre de su futura hija, Tristan Thompson, han provocado que la menor de las hermanas Kardashian se ponga de parto.

Según publica el portal de noticias americano TMZ, Khloé ya ha empezado a tener contracciones, por lo que su madre, Kris Jenner, y su hermana Kim Kardashian han hecho las maletas y han puesto rumbo a Clevenland donde actualmente reside Khloé, que se mudó hace tiempo allí para pasar más tiempo junto a Tristan.

Con tanta polémica rodeando a Khloé no es de extrañar que tanta presión haya provocado que su hija llegue antes de tiempo.