El pasado mes de septiembre Angelina Jolie y Brad Pitt protagonizaban el divorcio estrella de 2016. Desde que se hizo pública su separación, las informaciones sobre los supuestos motivos que han llevado a uno de los matrimonios más estables del panorama hollywoodiense a decirse adiós no dejan de sucederse.

Y es que si la última noticia que teníamos sobre ellos es que Angelina parecía haberse arrepentido de pedirle el divorcio al intérprete, ahora las últimas informaciones señalan a los Illuminati como el motivo principal de su separación.

La pasión de Angelina, que con 23 años confesaba su afiliación a esta secta, podría haber sido el detonante de su ruptura definitiva. Ya que como recogen varios medios internacionales, Brad ha mantenido algún tipo de contacto con esta secta pero no al nivel de su mujer.