Bueno, bueno, bueno, parece que desde que Ian Somerhalder se ha dado el 'sí quiero' con otra vampira, Nikki Reed de 'Crepúsculo', al actor le corre más mala sangre que nunca. Sí, decimos mala sangre porque si ya nos sorprendió el cabreo que se pilló con sus fans en París a la salida de un hotel, ahora el actor ha vuelto a tener un gesto muy feo con ellos.

Todo ha ocurrido en Italia, concretamente en Nápoles, donde se encontraba junto a su querida esposa. El actor fue reclamado por un grupo de fans que le rogaban a Ian que se fotografiase junto a ellos. Pero que va, en vez de sentirse alagado, el actor volvió a estallar contra sus seguidores.

"Un segundo, parad, parad, ¡parad ! Chicos, sois increíbles, os quiero hasta la muerte. Tenéis vuestra vida, yo tengo la mía. Trabajo con vosotros y para vosotros. No puedo pararme con cada uno de vosotros a hacerme fotos. Tengo que ir adentro, tengo que ir a casa. Os quiero, chicos. Esta es la experiencia. Sed felices, estoy con vosotros, os quiero", les replicó Ian. ¡Qué mal genio!