Con tanta película, Hugh Jackman se ha dado cuenta de que necesita tener una buena ‘silla-sofá’ para descansar cuando llega a casa. Por eso, no dudó en convencer a su mujer, Deborra-Lee Furness, para que le acompañara en la búsqueda del sillón más confortable.

La tienda elegida ha sido Design Within Reach, algo así como el Ikea de las celebrities con precios que ya quisiera poder pagar cualquier, eso sí, con una calidad de lujo. Y es que Jackman, está considerado como uno de los hombres más deseados del mundo y tiene que mantener su figura, por lo que un buen asiento es fundamental para relajar los músculos.

En las imágenes podemos verle tan ricamente probando su nueva adquisición. Una prueba que tampoco quiso perderse su mujer que, sin pensárselo dos veces, se sentó para dar el visto bueno a la elección de su marido.