Celebrities » Hollywood

SE CONFIESA EN UNA PUBLICACIÓN AUSTRALIANA

Hugh Jackman: "Mi madre me abandonó cuando tenía 8 años"

Con lo majo, guapo, buen padre y buen actor que es Hugh Jackman y lo que ha tenido que sufrir en su infancia. El actor acaba de confesar el drama que vivió desde bien pequeño… Según ha contado, fue abandonado por su madre cuando tan sólo tenía 8 años de edad. Un suceso que le ha marcado para toda la vida.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Una de las grandes estrellas de Hollywood, Hugh Jackman, acaba de confesarse en su última entrevista, en una conocida publicación australiana. Jackman ha contado cómo cuando tenía 8 años su madre decidió abandonarle, a él y a sus cuatro hermanos, que fueron quiénes se quedaron a su cargo. Tras aquel abandono, Hugh siguió viviendo en Sydney (Australia), mientras que su madre regresó al Reino Unido. Desde allí les comunicó su ida pocos días después a través de un telegrama. Jackman cuenta en la entrevista que, hasta que no tuvo 12 o 13 años no fue consciente de que su madre no iba a volver jamás.Hugh Jackman y su familia

Una de las principales cosas que recuerdo es cómo la gente te miraba y hablaba de ti por lo extraño que era que tu madre se hubiese ido dejándote solo”, comenta. Un hecho que le ha marcado pero que no le ha hecho sentirse una persona no querida: “Tras el abandonó nunca sentí que mi madre no me quisiera, es algo que sé que puede sonar extraño”.

El actor comenta que tras aquello, y al cabo de algunos años, pudo retomar la comunicación con su madre y han podido hablar largo y tendido de lo sucedido en varias ocasiones. “Ahora sé que ella estaba luchando contra una depresión, y que estuvo muchísimo tiempo en un hospital recibiendo ayuda que en Sidney no podía tener”.

Suponemos que por esa falta desde su tierna infancia, Hugh ha querido convertirse en un padre de lo más entregado. El actor de 44 años, recién cumplidos, tiene dos hijos junto a su esposa Deborra-Lee Furness: Oscar, de 12 años, y Ava, de 7. Su paternidad, asegura, le ayudó a saber las presiones que su madre pudo llegar a tener en aquel momento. Una vida dura pero que ha sido recompensada por su trabajo ante las cámaras y su gran simpatía.

Publicidad