Hasta ahora sabíamos que Hugh Jackman era un superhéroe en el cine tras su mítico papel de Lobezno en la saga X-Men, pero después de este fin de semana el actor se ha convertido también en un héroe en la vida real.

Jackman se encontraba pasando una plácida tarde de sábado en una playa de Sídney, su ciudad de origen, cuando de repente unas fuertes olas han puesto en peligro la vida de los bañistas que se encontraban en ese momento en el agua, entre ellos su hijo Oscar de 15 años.

El intérprete no lo ha dudado ni un momento y se ha tirado al agua para salvar a su hijo y ayudar, junto con otros valientes voluntarios, al equipo de rescate a poner a salvo a otras personas que se encontraban atrapadas en el agua. A continuación se dedicó a hacer gestos a los que nadaban alrededor para avisarles del peligro.

Las noticias locales enseguida se han hecho eco de la hazaña de Hugh y la cadena de noticias australiana 9 News ha emitido las imágenes en las que se puede ver la intervención estelar del actor. Además, el club de salvamento North Bondi SLSC utilizó sus redes sociales para publicar un mensaje felicitando a Hugh por su actuación.