Fama y acosador son dos palabras que suelen ir unidas. Numerosos rostros conocidos tienen que sufrir que algún fan obsesionado les persiga y sobrepasen los límites de seguridad. Uno de los casos más sonados ha sido el de Gwyneth Paltrow. Ahora es Hilary Duff quien tiene que enfrentar una situación similar. "Sumamente trastornado y con una personalidad muy obsesiva", así define la policía al presunto acosador de la actriz.

Según TMZ, la policía ya habría advertido a la actriz de que un hombre la persigue para pedirle matrimonio. Aunque todavía no ha tenido contacto con ella, la actriz habría aumentado las medidas de seguridad en su mansión de Beverly Hills ya que según el informe de la policía, el acosador alquiló una limusina para dar con la intérprete e incluso habría intentado robar una cuna en casa de Hilary.

A pesar de esto, la actriz ha preferido no interponer una denuncia a su fan ni pedir una orden de alejamiento. Después del largo proceso de divorcio que ha enfrentado Hilary Duff con su ya exmarido Mike Comrie, parece que a la intérprete se le han quitado las ganas de protagonizar otra batalla legal.