Siempre que unos padres se divorcian, los hijos no pierden la esperanza de que sus padres puedan reconciliarse en un futuro. Eso es lo que les ocurre a los hijos de Angelina Jolie y Brad Pitt.

Después de haber protagonizado un sonoro divorcio hace tiempo, parece que Angelina y Brad están retomando la normalidad de sus vidas. Su amor se ha apagado y según publica, la intérprete ya habría comenzado una nueva relación con un nuevo hombre. Una conquista que de momento es todo un misterio.

Ante esta nueva ilusión por parte de la actriz, sus hijos se han quedado muy tristes y un tanto decepcionados y es que todos esperaban que su madre y su padre consiguiesen superar sus problemas y regresar de nuevo.