El divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie sigue estando en boca de todo el mundo. Ahora hay una nueva fuente que aporta información cercana a la familia. Y es que su exguardaespaldas ha decidido sacar a la luz los ‘trapos sucios’ del actor.

Marcos Billingham se encargó de la seguridad del matrimonio y sus hijos durante 18 meses. Tiempo en el que según él habría ejercido de padre ‘no oficial’ de los seis niños, ya que, según sus palabras, Brad estaba más preocupado por su físico que por otra cosa.

A pesar de haber sido condecorado por su labor en Irak y por sus casi 30 años como militar de élite, no ha dudado en romper la confidencialidad propia de su trabajo para aprovechar el tirón mediático. Sobre todo teniendo en cuenta que ahora presenta un programa en Channel 4 sobre consejos como instructor en técnicas de supervivencia.

De ahí que muchos le hayan tachado de oportunista, lucrándose con comentarios de este tipo: “Brad no dudaría mucho en su programa porque no tendría ninguna crema para ponerse en su cara. Sería demasiado sudoroso e incómodo para él”, ha declarado.