Johnny Depp ha atravesado una época complicada de su vida con mucho estrés y muchas complicaciones. Su divorcio, la muerte de su madre, las acusaciones de malos tratos por parte de su exmujer, Amber Heard, y el conflicto con los que fueron sus asesores que acabaron sacando todos sus gastos a la luz, son algunos de los problemas que han marcado su vida en los últimos meses, y que han afectado mucho a la salud del actor.

Desde que en 2016 anunció su divorcio las cosas no pararon de complicarse provocando que el actor cambiase sus hábitos. Al cabo de unos meses, Depp había experimentado un importante incremento de peso que sorprendió a todos, provocado por la complicada situación que estaba viviendo. Al cabo de unos meses, una fuente cercana declaró al periódico Mirror que había tomado las riendas de su vida y que estaba llevando una rutina más sana. "Está tratando de perder el peso que ha ganado en el último par de años y está consiguiendo resultados", declaró el informante.

Este cambio lo vimos en su aparición a principios de año con motivo de los 'People's Choice Awards'. Johnny subió al escenario a recoger su premio de 'Icono Cinematográfico Favorito' con un nuevo aspecto, más delgado y con el pelo y la barba teñidos y dedicó unas bonitas palabras que consiguieron conmover al público: "En los buenos y en los malos momentos, siempre habéis estado a mi lado y habéis confiado en mí", declaró el artista.

Parecía que su cambio a mejor era más que evidente, pero la reciente aparición del artista con motivo de la celebración del 31 cumpleaños de Lady Gaga, fiesta que no se han querido perder Elton John y su esposo entre otros, ha sorprendido a todos. El actor ha lucido con un look de lo más habitual en él, pantalón negro, cazadora de cuero y gafas y gorra para ocultar su rostro. Pero lo que verdaderamente ha dejado a todos con los ojos como platos ha sido su asombrosa pérdida de peso que ha dejado su cara mucho más afinada, además de haber vuelto a lucir la barba canosa.

Pero a pesar de su cambio físico, parece que Depp atraviesa un buen momento en su vida profesional. Ha conseguido compaginar el rodaje de la última entrega de la saga 'Piratas del Caribe', con los conciertos de su grupo 'Hollywood Vampires'.