Gianluca Vacchi, el exitoso empresario nacido en Italia, saltó a la fama en 2016 por un vídeo que publicó en su cuenta de Instagram en el que aparecía bailando en un yate y desde entonces toda su vida es un show.

Al italiano le encanta ser el centro de atención a base de escándalos. El más reciente es su ruptura con la que fuera su prometida Giorgia, a la que sustituyó por Ariadna Gutiérrez, aunque también rompieron recientemente. Sin embargo, hace poco hemos sabido que el empresario y DJ acumula una deuda de unos 10 millones de euros, desde hace nueve años, con diversos bancos italianos y hay quien ya pone en duda la fortuna del italiano.

Algunos medios creen que las lujosas casas y yates que tiene por el mundo no son suyas y que Gian no es tan rico como dice ser. Y es que cuando se le pregunta por el embargo al que fue sometido recientemente el italiano hace oídos sordos y no aclara cuáles son los motivos que tiene para no pagar su deuda, porque según sus redes sociales, el dinero no es ningún problema para él. Parece que Gianluca presume de lo que no es.