Desde que comenzara este 2016, no sabemos qué está pasando en el universo celebrity pero las rupturas no dejan de sucederse. Ya la semana pasada fue una auténtica tragedia para el amor y es que parejas que tenían encandilado al panorama VIP como Gigi Hadid y Zayn Malik, Taylor Swift y Calvin Harris, Demi Lovato y Wilmer Valderrama se han dicho ‘bye, bye’.

Más turbia está siendo la separación de Johnny Depp y Amber Heard entre historias de malos tratos. James McAvoy y Anne-Marie Duff también se divorciaban tras nueve años de matrimonio, aunque más fuerte aun era lo de Ozzy Osbourne y Sharon Osoburne, que se separaron tras 33 años juntos.

Zac Efron y Sami Miro ponían punto y final a su noviazgo de un año, pero mientras ella todavía conserva fotos de ambos en sus redes sociales, él ha borrado todo rastro de su ex en las suyas. Lo mismo le ha sucedido a la pequela del clan Kardashian, Kylie Jenner y su chico, Tyga. Otra pareja que acababa con cuatro años de relación era la formada por Kirsten Dunst y Garrett Hedlund, a los que vimos juntos por última vez en los Globos de Oro de este año.

Jaimie Alexander y Peter Facinelli rompían su compromiso el pasado mes de febrero tras cuatro años juntos, y en ese mismo mes también ponían punto y final Joe Jonas y Jessica Serfaty. Nina Dobrev y Austin Stowell también se despedían tras siete meses de novios, y Naiyana Garth e Idris Alba, que comenzaron a salir en 2013 y tuvieron un niño en 2014, tampoco han seguido adelante.

Tampoco han sobrevido las relaciones de Lea Michele y Matthew Paetz, Henry Cavill y su joven novia de 19 años, Khloé Kardashian y James Harden, y en el plano nacional, las de Lara Álvarez y Fernando Alonso o el matrimonio formado por Mar Flores y Javier Merino.