Francia Raisa ha confesado a W Magazine que Selena Gomez estuvo a punto de morir después del trasplante de riñón al que se sometió y que Francia le donó. "Unas pocas horas después de la cirugía me desperté y leí un mensaje de ella en el que decía que estaba muy asustada.", decía Francia.

"Mi riñón era muy activo y cuando se lo trasplantaron le provocó una rotura en una arteria. Tuvo que ser intervenida de urgencia y sustituir la arteria rota con una vena de su pierna para que mi riñón permaneciese en su sitio", añadía.

La mejor amiga de la cantante asegura que Selena podría haber muerto en aquel momento. Además, ambas tuvieron que hacer frente a duros procesos de recuperación. Aunque según confesó Raisa, fue mucho peor para ella. "Es mucho peor para el donante porque tu cuerpo está perdiendo algo que no necesita perder".

Afortunadamente, ahora las dos amigas se encuentran completamente recuperadas. Raisa ha podido volver a su vida normal y la calidad de vida de Selena ha mejorado notablemente. "Desde que me trasplantaron el riñón mi artritis ha desaparecido. Tengo entre un tres y un cinco por ciento de posibilidades de que el lupus no vuelva más. Mi tensión arterial ha mejorado. Mi energía y mi vida han mejorado.", confesaba la cantante en el programa 'Today'.