Como cada año, Kris Jenner organizó una espectacular fiesta de Navidad en Los Ángeles a la que acudieron numerosas celebrities como Ryan Raynolds, Christina Aguilera, Kyle Richards o Mauricio Umansky.

Aunque una de las protagonistas fue sin duda Khloé Kardashian quien, después de hacer público su embarazo, pudo lucir con mucha alegría su tripita de embarazada, un sueño que llevaba tiempo intentando cumplir.

Y la mejor manera de lucir su embarazo era con un 'jumsuit' plateado, repleto de transparencias y con flecos que se ajustaba a su cuerpo como un guante. De hecho, la imagen ya tiene más de 2,5 millones de likes en Instagram.

Kendall Jenner también fue protagonista en la fiesta de su madre, aunque de momento no se plantea la maternidad. Es que la modelo, fue marcando tendencia con un jersey blanco de manga larga y cuello vuelto con detalles brillantes, combinado con un pantalón blanco de Azzi & Osta Primavera 2018, que estaba rematado con una enorme flor en la cintura. El look lo cerraban unos zapatos completamente transparentes y su melena recogida.

A quien no se pudo ver fue a Kylie Jenner quien lleva meses ocultándose de las cámaras. Parece ser que a la joven no le está gustando nada las transformaciones que está sufriendo su cuerpo debido al embarazo, aunque su estado aún no esté confirmado. Rob Kardashian tampoco estuvo en el evento.