Javier Rigau podría pasar ocho meses en prisión después de que la fiscalía italiana lo haya acusado de manipular unos documentos notariales por los que a través del matrimonio con Gina Lollobrigida pudiese tener acceso a la fortuna de la actriz. Aunque el proceso judicial fue archivado en España, gracias a la justicia de Roma, Gina podrá luchar otra vez por el caso ya que afirma que su enlace fue ilegal y lo acusa de supuesto fraude.

En el juicio celebrado en enero la intérprete declaró que Rigau le hizo firmar un papel para convertirse en el heredero de su fortuna, valorada según la actriz, en 35 millones de euros. Ahora, la fiscal Claudia Terracina pide ocho meses de cárcel para el empresario barcelonés: "El interés del imputado era adquirir el estatuto de cónyuge para acceder al inmenso patrimonio de Lollobrigida, muy deseable incluso para una persona con medios como Rigau", asegura.

Según Terracina, Rigau habría hecho también firmar un documento notarial falso a Gina, pensando que era un papel para defenderla de temas de difamación en España. Además añade que el objetivo del empresario era ocultar a su exmujer la intención de casarse. El empresario está siendo procesado por estafa ya que el empresario habría conseguido mediante la firma de Lollobrigida otorgar el poder a María Pilar Guimera Gabilondo de casarse en su nombre.