Después del gran escándalo que surgió la semana pasada tras la publicación de varios vídeos donde podían verse a Tristan Thompson serle infiel a Khloé Kardashian, la menor de las hermanas Kardashian no pudo soportar tanta presión… ¡El pasado jueves Khloé se convertía en madre de su primera hija junto al jugador de la NBA!

Un nacimiento cuya felicidad se ha visto empañada por todo el escándalo que ha rodeado a Tristan. Según informan, aunque Tristan estuvo junto a Khloé durante el parto, su hermana Kim muy enfadada con él llegó incluso a escupirle mientras se encontraban en la habitación del hospital.

Ante toda esta polémica, Tristan ha intentado explicarse. Y según recogen diferentes medios internacionales, el jugador de baloncesto ha confesado que todo se trata de un simple mal entendido: "Ya sabes cómo son las groupies. Sabes cómo tratan de aferrarse a mí y seguirme y esto no es lo que parece".