Jonathan Todd Scwartz, el representante de Alanis Morissette, ha sido condenado a seis años de prisión por robar a la canadiense 4,8 millones entre 2010 y 2014 a través de diferentes métodos como la falsificación de la firma de su clienta según ha revelado Variety.

Sin embargo, la artista no ha sido la única víctima de sus millonarios robos ya que el examanager también sustrajo 1,7 millones de dólares a otras celebridades cuya identidad se desconoce, y deberá abonar 8,65 millones como indemnización total.

Ha sido la jueza federal Dolly M. Gee quien ha declarado culpable a Schwartz quien admitió el robo el pasado enero mientras trabajaba en la firma GSO Business Management. Swchwartz fue también cuestionado junto a otros empleados de la compañía GSO por negocios ilegales de marihuana.

Según ha confesado la artista, su exmanager se aprovechaba de su empatía para continuar robándole dinero.