Celebrities » Hollywood

HA SIDO TODO UN TRAUMA PARA ELLA

Erin Andrews será indemnizada con 55 millones de dólares tras ser grabada desnuda en la habitación de un hotel

Michael David Barrett, movido por su obsesión, grabó a Erin Andrews desnuda en una habitación de hotel en Nashville en 2008. El vídeo fue colgado en Internet y se propagó a la velocidad de la luz, lo que provocó grandes traumas para la periodista, que consiguió que el acosador confesara su delito y fuera condenado. Ahora, el hotel y Barrett tendrán que pagarle un total de 55 millones de dólares a Erin como indemnización.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Cuando los seguidores de las celebrities tienen un fanatismo sano puede hacer muy felices a sus ídolos, pero cuando la admiración se convierte en acoso puede llegar a convertirse en una pesadilla. Así, la periodista Erin Andrews vivió durante años numerosos traumas personales tras ser grabada completamente desnuda por un acosador en un hotel de Nashville.

Ahora, la cadena de hoteles Marriot y el fan, Michael David Barrett, tendrán que pagar a Erin un total de 55 millones de dólares como indemnización. En 2008, año en el que ocurrieron los hechos, Barrett confesó que había grabado desnuda a la periodista a través de la cerradura de su habitación, la cual había forzado previamente para poder usar su teléfono. El juez condenó al hombre a 30 meses de prisión, tres años de libertad condicional, 5.000 dólares en multas y 7.336 en otras compensaciones.

El simple hecho de haber sido grabada sin ropa no fue lo único que causó la depresión de Andrews, pues el vídeo fue colgado en Internet y se propagó de tal forma que millones de usuarios pudieron verlo. "Está en internet ahora mismo... va a estar en internet hasta el día en que me muera", comentó devastada.

"Pienso en ello cada día. Uno de los peores pensamientos que tengo es cuando camino alrededor de un estadio y pienso: 'Dios mío, todo el mundo en este estadio ha visto ese vídeo'", explicó Erin, para quien resulta muy duro pensar que más de 16 millones de personas han visto ese vídeo y que siempre habrá alguna forma de encontrarlo.

Publicidad