Emma Watson causó un auténtico revuelo en Uruguay, y es que la actriz acudió a Montevideo para apoyar la causa de las feministas del país para promover la parida política.

La actriz fue el centro de atención. En su primera misión como embajadora de la ONU Mujeres consiguió llenar el Parlamento con un público de lo más variopinto: fans adolescentes, militantes y políticos.

En plena campaña electoral, la presencia de la actriz sirvió para recordar que hace cinco años diputados y senadores votaron una ley de paridad que garantizaba el 30% de los puestos en las listas electorales a las mujeres. Pero insólitamente se decidió que la normativa fuera solo una vez, en definitiva, para las elecciones de este año 2014.

Sea como sea, ONU Mujeres tenía claro el porqué de la presencia de Emma allí y pudo comprobar su poder de convocatoria.