Parece que Kim Kardashian no ha podido soportar más tiempo la crisis que estaba viviendo su matrimonio con Kanye West y ha decidido poner punto y final. Finalmente, la mediana del clan Kardashian ha empezado a mover ficha y le ha pedido al rapero firmar un acuerdo prenupcial, poco antes de que nazca su tercer hijo.

Una fuente cercana a Kim ha confesado a Star la razón por la que ha tomado esta decisión: "Kim está suficientemente estresada criando a dos niños y preparándose para el bebé sin Kanye arrastrándola hacia abajo. Ella trató de aguantar allí, pero simplemente no puede soportarlo más".

A pesar de esto, la fuente ha revelado que Kim no va a llevar a cabo completamente el divorcio hasta que nazca el bebé, sin embargo, la hija de Kris Jenner ya está haciéndose a la idea de ser madre soltera.