Kylie Jenner se ha adelantado y ya ha tenido una cena de Halloween este fin de semana. Para ello, quiso que el disfraz fuera igual que el de su hija de 8 meses, Stormi. La estrella decidió disfrazarse de esqueletos, como compartió con sus seguidores a través de su cuenta de Instagram.

Días antes Kylie y su novio, Travis Scott, llevaron a la pequeña a Underwood Family Farms en Moorpark, California, un huerto de calabazas para celebrar su propio Halloween. Kylie ha querido compartir estas fotos tan tiernas en su cuenta de Instagram.

Kylie Jenner | Instagram