Bruce Willis y Emma Heming están celebrando su décimo aniversario de boda y lo han hecho por todo lo alto rodeados de sus hijos y seres queridos.

Además de las dos niñas que la pareja tiene en común, Mabel Ray y Evelyn Penn, tampoco quisieron perderse este día tan importante las otras hijas del actor, Rumer, Tallulah y Scout, fruto de su matrimonio con Demi Moore.

Ella fue sin duda la invitada de excepción, demostrando así la buena relación que mantiene con su expareja y presumiendo del lema: 'el amor familiar lo puede todo'. La actriz ya estuvo presente en la primera boda su exmarido en 2009, esa vez acompañada por su entonces marido, Ashton Kutcher.