Después de que Demi Moore generase una gran polémica tras publicar sus memorias, 'Inside Out', donde habló de sus problemas con el alcohol, de su terrible infancia, así como de su matrimonio con Ashton Kutcher llegando a revelar incluso que habían practicado tríos en varias ocasiones; la actriz vuelve a la carga y en esta ocasión acompañada de sus hijas, Rumer, Talulah y Scout Willis, fruto de su matrimonio con Bruce Willis.

La actriz se ha sentado junto a sus hijas en el programa de entrevistas que Jada Pinkett, la mujer de Will Smith tiene en Facebook, 'Red Table Talk', y allí han hecho unas declaraciones que de nuevo han generado mucha controversia.

Y es que si anteriormente, tal y como te mostramos en el vídeo, recogíamos las declaraciones que habían hecho las hijas de Demi y Bruce Willis sobre cómo habían vivido la terrible época de alcoholismo de su famosa madre; ahora Rumer se pronuncia sobre el matrimonio de su madre con Ashton Kutcher.

Según revela Rumer, durante el matrimonio de su madre con Ashton, ella se sentía mal con el actor, estaba constantemente enfadada con él, y es que el sentimiento que tenía Rumer era como si le hubiese robado algo especialmente cuando el actor se obsesionó con la idea de que Demi se quedase embarazada y esta abortó de forma natural.

"Cuando quería tener otro bebé había tanto enfoque en eso que era como, 'Oh, bueno, no somos suficientes'. Parte de la razón por la que me mudé de la casa fue porque después de que tuviste un aborto espontáneo, literalmente dije: '¿Por qué estás tan desesperado por tener otro hijo?'", confiesa Rumer en el citado programa.

Seguro que te interesa...

Una arrepentida Demi Moore habla de los tríos que hacía con Ashton Kutcher