Muy sonados son los casos en los que algún famoso le es infiel a su pareja. Y muchas son las ocasiones que oímos que han tenido un affaire con alguna compañera de reparto, con su secretaria personal o con la famosa de turno. Uno de los últimos personajes conocidos que le ha sido infiel a su esposa ha sido Gavin Rossdale, el marido de Gwen Stefani. Matrimonio que rompía su relación hace algunos meses y al parecer el motivo ha sido porque él ha tenido un escarceo amoroso con la niñera. Y es que, esto de ponerle los cuernos a la parienta con la encargada del cuidado de tus hijos es más común en Hollywood de lo que parece, pues ya hay bastantes precedentes.

Otro de los casos más recientes es el del actor Ben Afleck. El actor mantuvo una relación con Christine Ouzonian, la niñera de la familia, antes de separarse de su mujer, la también actriz Jennifer Garner. Pero antes, hubo uno de los casos más mediáticos, el de David Beckham y Rebeca Loos, la niñera y secretaria personal de la familia mientras el futbolista formaba parrte del Real Madrid y vivía ne la capital española. Su caso fue tan sonado que Rebeca llegó a pasear y rentabilizar su amor con David por muchos platós de televisiones nacionales e internacionales.

Muchos de estos matrimonios acabaron separándose por la infidelidad pero en algunos casos fue para iniciar otra relación con la niñera. Dentro de estos casos está el del actor Ethan Hawke que estaba casado por entonces con Uma Thurman pero acabó dejándola por la niñera, su actual pareja, Ryan Hawke. Lo mismo le sucedió al actor Robin Williams que tras una década de matrimonio con Valerie Velardi, decidió darse una oportunidad con Marsha Garces, la cuidadora de su hijo Zak, con quien estuvo 21 años casados, se divorciaron en 2010.